Compartir

(Lee la entrevista a @Joy_RubioAnaya al final de la nota).

La brecha salarial entre mujeres y hombres es tan amplia en México que ellas deberían trabajar 120 días adicionales en 2015 para obtener los mismos ingresos que ellos en 2014. Según forbes.

Tan solo en el 2016 la Organización Mundial del Trabajo, comunicaba que las mujeres ganan 22.9% menos que los hombres.

Es por este motivo que:

Vivimos los días de la cuarta ola feminista, en México el movimiento se reinventa como en muchas partes del mundo.

Tan solo en México el mapa de feminicidios, cubre casi por completo el territorio total del país. Lo cual es totalmente alarmante. Y es sin duda el primer aspecto negativo para señalar, y así bien lo hace el movimiento feminista global, sin embargo, el movimiento feminista contiene múltiples fuerzas (y no solo combaten los feminicidios), dichas fuerzas les permiten combatir la desigualdad salarial, el machismo corporativo, el acoso laboral.

Claro, esto, no significa que el movimiento feminista sea un kraken que haga todo en sí mismo, es más bien la suma de todos los esfuerzos que hacen las mujeres desde distintos sectores lo que equilibra la balanza de la desigualdad de género.

Es por ello que sin duda la fuerza que comienza a generar mayor impacto social positivo (de cara a la desigualdad de género corporativista) es la de startups creadas por mujeres o startups feministas.

Por ello la cuarta ola feminista en México ha traído consigo, nuevas formas de participación de las mujeres en los sectores privado y público.

La disrupción total de las propuestas de innovación social que se dan desde bases feministas o simple y sencillamente la participación de las mujeres en los ecosistemas de emprendimiento y(o) empresarial, va incrementando.

Aquí comparto el siguiente titular de diario español: Las startups contribuyen a romper la brecha de género del mundo empresarial.

Al parecer está lógica se repite sin importarle el género de las personas que deciden crear una startup. Las lógicas en las nuevas participaciones de género.

Vincular las luchas feministas con el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio, es sin duda una propuesta demasiado atractiva, sobre todo en los días donde el acoso hacia las mujeres en las calles de las capitales, sí, ciudades que no solo son mexicanas, pasan por este espiral negativo, de forma repetitiva.

Vía Cristina Lu.

Por ello la reivindicación creativa en formato de flash mob que han creado las chicas de la canción, “sexista punk” es altamente creativa, debido a que intervienen en las calles de la ciudad de México en un formato lúcido que incluso puede rayar en lo arriesgado:

Punk rock, confeti y feminismo

"Me hablas como si me fueras a violar."Con pistolas de confeti y punk rock, Las hijas de Violencia luchan contra el acoso callejero en la CDMX.

Publié par AJ+ Español sur dimanche 24 avril 2016

Otro ejemplo es el de Hayfa Sdiri, una adolescente tunecina, ha creado una plataforma para que la juventud tunecina pueda impulsar sus proyectos.

Entr@crush. En un formato simple de wordpress ha logrado posicionarse, incluso en el huffingtonpost.

Al darnos cuenta de la importancia de activistas que desde lo local posicionen agendas de transformación glocales, entrevisté a @Joy_RubioAnaya activista – feminista que diseña y ejecuta espacios de reflexión, como el vino filosófico, donde reúne a los(as) activistas más asiduos en x o y tema de la ciudad para dilucidar los objetivos más comunes (en agendas de interés público) que aún no se han materializado y por ende lograr colaboraciones que les den salida.

Preguntas para @Joy_RubioAnaya:

¿Cuáles son los principios que haz seguido, al crear una startup con perspectiva de género?:

Los mismos principios que han regido mi vida desde que adopté al feminismo como cosmovisión:

  • Sororidad
  • Uso del lenguaje incluyente
  • Resistencia

Cada espacio, cada palabra que decimos o que escribimos es un espacio de lucha, siendo mujer nací con muchas desventajas estructurales, sin embargo el feminismo me ha dado (y a muchas compañeras) las armas y bases para no someterme a estas desventajas, desventajas que desembocan en una sociedad violenta, la cual está en constante transformación pero le cuesta mucho aceptar sus propios errores y flaquezas.

Vino Filosófico es uno de mis proyectos preferidos, ya que fue creado exclusiva y completamente como una respuesta al desconocimiento que existe alrededor de las contribuciones y liderazgos de las mujeres en la filosofía, fue justo una semana que en redes sociales se hizo un gran reclamo a un conversatorio en la Universidad en la que estudio llamado “Machismo: orden natural u artificial” y desde ahí me dio mucho coraje que la Universidad se prestara a semejantes aberraciones semánticas y que utilizaran su “error en el título” (como ellos dijeron) para justificar su machismo interiorizado, en esa misma semana vi otros 2 eventos de debate filosófico con el mismo hilo conductor machismo intelectual.

Así que creé mi contra-respuesta, quise llevar el malestar de redes sociales al siguiente nivel y además colaborar en mi comunidad compartiendo conocimiento y alumbrando la participación de la mujer de forma libre. Desde entonces ya tengo 3 Vinos celebrados, el primero fue de mujeres filosofas (que ese es otro tema muy interesante respecto al machismo intelectual), diseñadoras gráficas feministas y mujeres feministas en la función pública y los que vienen, han tenido mucho éxito y me encanta que este foro se llene para escuchar a las maravillosas mujeres que día con día hacen de sus espacios, un bastión de lucha.

¿Es posible terminar con la brecha salarial, gracias a la creación de empresas por parte de mujeres?:

De alguna manera sí. Debemos entender que la brecha salarial es esa parte que no queda justificada al momento en que una empresa define un salario para un hombre y una mujer de forma distinta y que solo ha sido explicada en función del sexo de la persona trabajadora, entonces, si desde un principio las empresas reconocen este tipo de desigualdad y son sensibles a la urgencia de combatirlo este tipo de diferencias poco a poco serán eliminadas, para que cada quien gane en función de sus trabajos y no lo definan cuestiones biológicas.

Pero en la parte en que la creación de empresas “cool” no logran abarcar es en que se debe reconocer que la discriminación salarial no responde únicamente al sexo de las trabajadoras, este es un fenómeno complejo que debe ser analizado desde la suma de sus componentes: por ejemplo una niña de escasos recursos tiene mayores posibilidades de casarse en la infancia y por lo tanto de no concluir sus estudios, ergo, quedará en el espectro la marginalidad laboral. También hay menos mujeres que terminan los estudios universitarios y posgrados, por lo tanto para combatir la brecha salarial no bastan empresas con visión de género, sino combatir completamente las condiciones de pobreza y la desigualdad de género. De este modo nos quedaremos en el discurso privilegiado del feminismo para solo un sector de la población y que las mujeres tengan una mayor tasa de participación y se pueda eliminar de forma estructural el contexto de vulnerabilidad.

Ir más allá del privilegio empresarial, me parece fundamental e indiscutible.

¿En que debe diferenciarse la cuarta ola feminista a las primeras tres?:

Se le llama olas del feminismo para diferenciar las diferentes etapas de lucha por las que ha pasado el movimiento, cada una de estas etapas está estrechamente ligada con su momento histórico, por ejemplo lo que distingue a la primera etapa es el movimiento de la ilustración, luchando por ser reconocidas como igual de inteligentes que los hombres, imagínate ser considerada menos apta para el arte de pensar por simple hecho de nacer mujer (pensamiento que todavía muchos legitiman al decir que las mujeres somos más emocionales que los hombres ósea menos racionales).

Pero también debemos tener muy presente que las protestas individuales por los derechos de las mujeres se remontan hasta la Edad Media y en tiempos más remotos, con las filosofas griegas, el feminismo como tal según al filosofa Ana Miguel comienza cuando comienza a articularse teoría y praxis.

Volviendo a las olas, la segunda ola se caracteriza por sus tintes políticos con el movimiento liberal y sufragista, y todavía hay países dónde las mujeres tienen derecho votar de forma restringida, y la cuarta ola es la que popularmente se llama como nuevo feminismo que inicia en el 2008 con el boom de la nuevas herramientas de comunicación, abarca desde el feminismo online, cultural, económico.

En lo personal solo me gusta referirme a las olas del feminismo para mostrar la evolución del movimiento intrínseco a su momento histórico, pero el feminismo siempre ha sido el mismo, luchar por el derecho de la mujer a tener una vida libre de violencia, y por violencia abarco el significado de la palabra y sus diferentes manifestaciones, violencia doméstica, intelectual, sexual, cultural etc.

Hay muchos feminismos, pero todos y todas estamos unidas en la lucha final contra la violencia patriarcal desde diferentes trincheras y esto es lo que hace al feminismo un movimiento rico en expresiones e inquebrantable.

Actualmente Joy esta en temas pro palestina y organizando un festival de bandas locales.

Abajo con tu pinche muro.

Diseño del staff – abajo con tu pinche muro.

La revolución practicable en los feminismo oscila entre varios temas que están pendientes en la agenda global de derechos humanos  y el poder endémico con el que las mujeres comparten objetivos comunes que les permiten explorar nuevas formas de organización, la brecha salarial y el machismo corporativo tienen ahora una cita con el destino kármico y es la creatividad que las mujeres aportan a las startups. 

 

The following two tabs change content below.
Carlos Zaragoza Cibrian

Carlos Zaragoza Cibrian

Acompaño a creadores, creadoras, creativos y creativas en la búsqueda de oportunidades.